viernes, 26 de febrero de 2010

Palabras poco hospitalarias

"Normalmente hay que hacer "chuf-chuf" para no venir al hospital, porque bueno...viene el que tiene algún problema de salud..."
"Por eso...construir hospitales…eh...por eso me encanta tanto hoy inaugurar el hospital de Santa Silvina, estuve hace poco en…¿Abiteray, no...se llama? Abiteray...¡che!...¡Coqui! ¿Abiteray es, no? Ah, bueno...¿Es Abiteray, no? Abiateray, porque siempre con esos nombres indígenas me confundo, ¡Abiateray! Bueno, hace poquito estuve ahí inaugurando un hospital que es igual que ese que vemos ahí que es espectacular..."
"...y entonces con el control materno se puede llegar a chicos de peso de 300 gramos..."
"...como leí el otro día un análisis muy importante que decía que a algunos, a ciertos intereses concentrados económicos le gusta mostrar por la televisión a los pobres y a los negros cuando están solitos, desvalidos y llorando, para demostrar que hay pobreza, pero cuando esos pobres, esos negros, se organizan, generan organización popular, trabajo, dignidad, entonces ahí ya le empiezan a molestar y entonces son tildados muchas veces de revoltosos o de organizaciones paralelas al Estado."

Esto lo dijo el 05/11/09 en su visita al Hospital Materno Infantil Dr.Eduardo Oller, en San Francisco Solano.
Da la impresión que nuestra oradora en jefe tiene alma de curandera, porque si eso del "chuf-chuf" sirve para no caer en un hospital, valdría la pena ponerlo en práctica, siempre y cuando nos explique de qué se trata...
Y no me sorprende que tenga problemas con los nombres de los pueblos originarios, los tiene también con otros...pero vale aclarar que las autoridades chaqueñas no estaban presentes allí, sino que estaban en contacto por videoconferencia...
El control materno podrá resultar muy efectivo, pero al punto de lograr chicos de 300 gramos me parece una exageración...
Lo del último párrafo...bueno, el inefable Luis D'Elía le agradeció después que se haya referido "a ellos", pero eso de los "negros" no quedó nada bien, menos cuando antes una diputada representante de los pueblos originarios había hablado de "tez oscura" y "morochos" para referirse al mismo sector.
Estimado lector, no se pierda a la morocha en su salsa:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta mujer, tiene alguna remota conciencia de todo lo que puso en evidencia con este discurso?.
Estaba borracha?. A los "pobres", a los "negros", a los "desvalidos" los estaba defendiendo o los estaba discriminando?...
Ah y eso de "..con esos nombres indígenas me confundo...", es demasiado...demasiado lamentable su falta total de ubicación, en todos los sentidos del término.

Anónimo dijo...

¿Me pareció a mi o a todos los nativos presentes, (y a los ausente tambien, claro), los trató de "negros" y "revoltosos"?.
¡Cuanto amor por el país el de esta desubicada mujer!.
Saludos.

Lucio dijo...

Es una cínica... mientras decía que a "ciertos intereses concentrados económicos" (que complejidad!) les gusta mostrar por televisión a los pobres... la televisión los mostraba.
Y cuando esas personas, ya cansados (y resignados), se plantan en Plaza de Mayo para reclamar por el altísimo grado de discrecionalidad en el reparto de planes sociales, estos sabandijas los tildan de destituyentes.
Me tiene harto esta mujer... antes quería que termine su mandato para preservar la institucionalidad. Ahora solo espero que se vaya cuanto antes y asuma Cobos, Pampuro o Chespirito... pero que se vaya.

Irma Mariscotti dijo...

Este discurso me recuerda las propagandas del siglo pasado.
El chuf-chuf se parece al trencito de Mantecol (video en Youtube.com http://www.youtube.com/watch?v=6Mm0IFGYn2Q).
"A mi me encanta usar Avanta" publicidad sobre talco infantil en que los bebés (dibujos animados) se tiraban talco en la cola.
"...construir hospitales…eh...por eso me encanta tanto hoy inaugurar el hospital de Santa Silvina..." Me imagino que un instante de lucidez, pensó yo no construyo hospitales, y se corrige para decir me encanta tanto inaugurar. Le faltó el también además. Los cuernitos que hace con los dedos al decir chuf-chuf es altamente científico, pero poco efectivo, Nestor fue a un hospital, y no justamente de los que ella inaugura.

La Chona Haydeé Padilla sentiría envidia de ese "¡Ché! ¡Coqui!"

"...chicos de peso de 300 gramos..." Posiblemente alguien le sopló que para ser precisos se habla de gramos en los recién nacidos, como 3000 gramos, que traducido es 3 kg , para mentes inferiores "3 kilos". Cristina, la tolosita, todavía no aprendió que k internacionalmente es mil, 1 kg son 1000 gramos.

Santa Silvina, me imagino que fue en el Chaco, está tan poblado de indígenas como Olivos. Cristina, la tolosita, es una indígena de Argentina.
Los nacidos en Argentina son indígenas de Argentina, los uruguayos son indígenas de Uruguay.
Cristina confunde indígena con aborigen. Y negros, me parece que en el Chaco no hay.
A Cristina no le gustaría que alguien le diga la pintarrajeada, o la del botox, o la impuntual, o la charlatana.

miguelnielsen dijo...

Si no se mostrase tal como es - y lo demuestra en cada aparición - se creería que es una exageración. No deja error sin cometer, aunque siempre tiene a mano a un "Coqui" que la protege (después que metió la pata). Artículo primero de su evangelio: Ser racista no está mal siempre y cuando se lo sea entre sonrisas cómplices, pero discriminatorias. Artículo segundo: No hace falta ser exacto en nada, ni en matemática, ni en química, ni en geografía, ni en el resto. Con que la cosa pase por el "má o meno" alcanza. Artículo tercero: Cada vez que hay un micrófono cerca, hay que usarlo, aunque no se tenga algo que decir. Y hay más artículos...
Los "intereses concentrados económicos" son unos intereses que se venden en polvo para disolver con agua y que rinden más que los envasados al natural y cuestan menos de la mitad.
La referencia a chicos que pueden "llegar a un peso de 300 gramos" es un fragmento de un discurso que no llegó a usar en una inauguración de un criadero de pollos y que lo aprovechó aquí.
Para quienes desconocen su ignorancia señalaremos que "Abiteray" es una ciudad de Santiago del Estero que se llama Avia Terai. Ella estuvo allí, pero como la llevaron, no se ocupó de averiguar por dónde había andado.
Por último, el análisis tan importante que ha leído últimamente, es el que se titula "La raza superior" de Alfred Rosemberg, edición alemana de 1930, regalo de un nazi sobreviviente del Tercer Reich.
Muy elegante, muy Versace, muy Vuiton, ese "¡Che, Coqui...!, archidemostrativo de la jerarquía de nuestra jefa de Estado.
Hay un tango que dice :"No salgas de tu barrio. Sé buena, muchachita..." Si encuentro el disco, se lo regalo.

Ariel dijo...

Miguel: gracias por tu aclaración respecto de la localidad chaqueña por donde pasó nuestra oradora en jefe. Su nombre correcto es Aviá Terai y significa "monte grande" en lengua Toba. Yo preferí conservar la grafía original de la transcripción de ese discurso, como un modo de demostrar que los encargados de esa tarea tampoco la tienen demasiado clara...