martes, 23 de febrero de 2010

De paseo con Cristina

"Y ahora queremos sumarle esta parte que ya viene y tiene que ver no solamente con mejorar los haberes, sino también con mejorar además la calidad de vida en forma directa, como es permitir que a partir de paquetes promocionales turísticos importantes, accesibles; recién veíamos un viaje a Bariloche - a ver si recuerdo bien - ocho días eran 5.000 pesos con cuotas de 55 pesos por mes, en 36 meses, sin...o sea cuotas fijas que no tienen ningún tipo de reajuste..."

Esto lo dijo el 02/11/09 en el acto de presentación del plan "Vamos de Paseo-Turismo para Jubilados", en Casa de Gobierno.
A ver Cris, necesitaría una aclaración de tu parte: 36 cuotas mensuales de $ 55.- totalizan $ 1.980.-, no $ 5.000.-, que además parece un "choreo" más que un paquete accesible...¿Desde dónde viajan estos jubilados? Porque un pasaje ida y vuelta a Bariloche, desde Buenos Aires, cuesta más o menos $ 1.000.-, y si le agregamos 8 días de alojamiento (sin comida) en un hotel más o menos decente, serían unos $ 500.- más...lo peor es que si fue un error, nadie se atrevió a corregirla...
Estimado lector, va como yapa, al final del video, su particular forma de expresar "intemperie":

3 comentarios:

miguelnielsen dijo...

Desde hace tiempo sabemos que a Cris las cxiencias exactas no le entran, y no hay caso, no puede con ellas. Pero lo interesante es que demuestra a cada momento que se estudia la letra un momento antes de subir al escenario, porque siempre consulta para ver si "no me equivoco". Dos, la sonrisa del muñeco Boudou ¿es de sorna o de lástima? Y tres: Dijo "interperie" porque quiere quedar bien con los porteños imitando a Gardel. Todo un ejemplo para quienes dicen que para los KK la Argentina comienza y termina en el segundo cordón del GBA.
¿Cómo se relacionan los que según estos planes pueden viajar con los "2 millones de personas a la "interperie""? ¿Los van a alojar al aire libre? ¿Sólo podrán viajar los que no tengan techo que los cobije? Todo una incógnita, al menos para mí...

Ariel dijo...

Miguel: la incógnita vale también para mí, porque nuestra oradora en jefe se estaba quejando por los que ahora se preocupan por la administración de los fondos de la ANSES, y que según ella antes no lo hacían...y se descolgó con esa frase...supongo que lo que habrá querido decir es que esa cantidad de personas estaba sin cobertura previsional, pero bueno...si te fijás en la entrada anterior, no sólo los números se le pierden...las expresiones en sentido figurado también.

Irma Mariscotti dijo...

En el milenio pasado, cuando iba a la escuela secundaria un oficial naval, político y periodista, antiperonista, se hizo famoso por su atención a los jubilados, Francisco Manrique.
En esa época, antes del 2003, que para Cristina, la tolosita, pertenece al campo de los imaginarios, Manrique fue dos veces Ministro de Bienestar Social, hombre muy activo en la política creador del PAMI y el Prode.
Se ocupó de los jubilados, porque ellos no podían agremiarse y luchar por un aumento de jubilación que los protegiera de la inflación.
En 1986 fue nombrado Secretario de Turismo de la Nación, fomentó el turismo dentro de Argentina, con dos slogans "Viaje por el país, por el país." y "Argentina te quiero". La publicidad eran calcomanías que regalaban en la calle, y quien las aceptaba se pegaban en los vidrios de los autos, y estaban escritos sobre un fondo celeste y blanco, como la bandera argentina.
Esos viajes eran gratuitos para todos los jubilados que tuviesen un ingreso inferior a cierta categoría, y no tenían que ser "abuelos", como dice Cristina, la tolosita, también podían ser jubilados y pensionados sin nietos.

En el discurso Cristina dice:
"Allí vimos 17 aumentos, desde el año 2003 a la fecha; 2.200.000 personas que habían sido o habían perdido las esperanzas de poder tener una vejez con protección social..." Bueno, Cristina, también hubo aumentos en otros rubros, como combustible, harina, aceite, carne, ropa, yerba mate, etc. ¡Hasta el dólar subió! Ergo, la moneda argentina se devaluó y hubo inflación, aunque el INDEC sea el INdice De los Embustes de Cristina.
Para ella el Génesis comienza en el 2003.
La protección social de los jubilados en Argentina, antes de la jubilación estatal, estaba culturalmente asegurada por la familia y lo que habían ahorrado e invertido los propios jubilados.

Los jubilados no estaban a la "irterperie", normalmente habían trabajado, tenían sus casas, y en la vejez podían vivir con sus hijos y nietos, si los tenían y querían, o con algún familiar o conocido, alguien que los cuidaba, etc. En el milenio pasado, los ancianos vivían tranquilos en Argentina, a la tarde salían a la vereda a conversar con los vecinos, pero no se quedaban hasta la hora del rocío a la intemperie.

En el discurso dice, Cristina, la tolosita:
"tiene el objetivo de promover el turismo como una de las actividades que generan más divisas, que generan más trabajo y al generar más trabajo vuelve también a aumentar la administración de los recursos de la ANSES, que permite ir mejorando la calidad de vida de todos." Agrego que permite ir mejorando la calidad de vida de todos los que meten mano a los fondos de la ANSES.
"yo los veo en El Calafate" Cristina, ya ve a los jubilados en su hotel. ¡Mujer de negocios claros!

Vamos a usar la calculadora.
Cristina dice que un viaje a Bariloche para jubilados, me imagino a un precio especial, especialmente caro, cuesta $ 5.000.-, con 8 días en hotel.
Traducido a dólares son U$S 1.200.-
Me parece que con eso también podrían viajar a Uruguay, o Chile, o Brasil, o Miami, que quedan un poquito más lejos.
Posiblemente si en vez de ir al hotel de Cristina, van a otro hotel el precio se reduce sustancialmente.
Un jubilado que paga U$S 1.200.- por un viaje a Bariloche, es un zonzo. Sin viajar, con ese dinero se puede pasar unos días en un hotel de varias estrellas, con terapias de agua, SPA, con masajes de barro, de piedras, de aceite, de perfumes, de lo que pida.
Si Cristina quiere acallar los ánimos adversos por la estatización de las AFJP, con este discurso se hundió un par de centímetros en el fango.