lunes, 31 de mayo de 2010

Py-me enloquece...

"...y que luego también generan problemas intra hacia esas sociedades."
"Y yo miro aquí y lo miro a mi amigo Domenech, el de los pollos, yo le digo Domenech el de los pollos, siempre…yo me acuerdo cuando era diputada el lamento boricano de mis compañeros por ejemplo…de todas las bancadas..."
"...de la otra que después voy a hablar es la que habló Karajozian..."
"Todos, absolutamente todos lo que estamos aquí y los que no estamos aquí también, es más..."

Esto lo dijo el 25/03/10 durante el almuerzo con empresarios de la pequeña y mediana empresa en Olivos.
Tal como puede observarse en una entrada reciente de este blog, a nuestra oradora en jefe le gustó el prefijo "intra" y ahora lo rebajó un poco con agua y lo usa para todo...el primer párrafo no me deja mentir. ¿No era más sencillo decir "internos"?
En el segundo párrafo intenta demostrar su avasallante cultura general citando una vieja canción a la cual le erró en el nombre ("Lamento Borincano") y que describe las condiciones de pobreza de los campesinos de Puerto Rico en los años'30. Qué tendrá esto que ver con los lamentos de sus ex compañeros parlamentarios, no sé...pero ella escucha algo por ahí y lo "internaliza" de inmediato...
En el párrafo siguiente se refiere al empresario textil y tesorero de la Fundación Pro Tejer, Aldo "Teddy" Karagozian...pero claro, lo pronunció de un modo que da ganas de mandarla al ídem armenio...
Y el último párrafo es absolutamente revelador, señores...estamos en condiciones de afirmar que nuestra oradora en jefe está ida.
Estimado lector, escuche el lamento tolosano:

2 comentarios:

miguelnielsen dijo...

Insisto en mi teoría ya expuesta: Para ella,"Intra" es el femenino de "entre" y, en su afán de feminizar todo lo que le quede al alcance-por ejemplo "Presidenta"- le ha cambiado el género.
En cuanto a su cita del empresario, hay que hacer la salvedad de que en armenio, la terminación "ian", como en inglés "son", en alemán "sohn", en los idiomas nórdicos "sen" y "sson", en español "ez", se aplicó en la generación de los apellidos a la identificación "hijo de", de modo que este señor quedó marcado por Cris de manera indeleble.
Y para terminar su impecable desvarío, nos ha demostrado que puede desdoblar su personalidad de tal manera que puede estar y no estar al mismo tiempo en cualquier lugar, como los fantasmas y los duendes. Cris es todo espíritu y a cada rato lo demuestra.

Mimí de Suiza dijo...

Estar y no estar, todo al mismo tiempo, esa es la cuestión. ¿Estamos? Estamos y no estamos.