jueves, 13 de mayo de 2010

Salvajes palabras

"...y el reacondicionamiento de lo que va a ser este monumento histórico, que es el Ministerio...el viejo Ministerio de Obras Públicas, hoy Ministerio de Desarrollo y Salud Social tiene también un valor emblemático."
"...y que habla del Estatuto del Personal Doméstico.
Por lo pronto, nuestro proyecto de ley cambia este nombre; estamos hablando de un colectivo donde el 95 por ciento son mujeres y más de 1 millón de personas. Quiero eliminar esta palabra de "personal doméstico" porque domesticar hace mención a los animales, se domestica a los animales, era el zorro que le pedía al principito de Saint Exupery "domésticame" y yo creo que en el siglo XXI seguir hablando de personal doméstico es una afrenta a la condición humana, sea hombre o mujer
..."
"Debe ser el primer Oscar que obtiene Racing, digo yo, porque se acuerdan que en la película está la cancha de Racing."

Esto lo dijo el 08/03/10 en el acto de conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario, en Casa de Gobierno.
Cris...está bien que muchos piensen que la nuestra es una sociedad enferma, pero de ahí a rebautizar al Ministerio de Desarrollo Social como "Ministerio de Desarrollo y Salud Social" me parece demasiado...
Y qué decir acerca del segundo párrafo...nuestra oradora en jefe, lingüista de ocasión, ha puesto "patas p'arriba" a la gramática castellana afirmando que "doméstico" deriva de "domesticar", cuando es exactamente al revés: "doméstico" a su vez proviene de la voz latina "domus" que significa hogar, casa...y "domesticar", además de no aludir necesariamente a los animales, significa "acostumbrar a la compañía del hombre (es decir, en el hogar de éste) al animal salvaje" o, refiriéndose a las personas, "hacer tratable a alguien que no lo es, moderar la aspereza de carácter". Ergo, "personal doméstico" es aquel que trabaja en un hogar, en una casa. Pero bueno, lo que natura non da, Salamanca non presta...
En el tercer párrafo aludía a la recientemente laureada película "El secreto de sus ojos"; además de que el comentario luce absolutamente descolgado del contexto (cosa habitual en ella), nos demuestra que pese a ser consorte de un declarado hincha de Racing Club, no tiene la menor idea de cómo es su estadio...porque si bien en la ficción se presenta como si fuera la cancha de Racing, el estadio que se ve en la película es el Tomás A. Ducó, que pertenece al Club Atlético Huracán.
Estimado lector, escúchela y domestíquela:

5 comentarios:

CGL dijo...

Pero como puede ser un funcionario de ese nivel... tan pero tan pelotudo!

Este blog me amarga, puta madre!
igual, ta bueno!

miguelnielsen dijo...

Cris, por piedad,no aclares que oscurece. Es muy fácil que no se acuerden que en la película está la cancha de Racing, porque en verdad no está. Y como siempre trabajando de Robin Hood para proteger a los desprotegidos, se ha puesto a reivindicar a ese 95% de mujeres que trabajan como personal doméstico para conseguir que no se las confunda con el zorro de El Principito, y con eso eliminaría la afrenta a la condición humana. Aunque parece que la auténtica afrenta a los seres humanos, que es tener que escuchar las explicaciones vergonzosas que nos da día a día, de esa no nos vamos a salvar, porque tiene ganas de seguir diciendo barrabasadas. ¿No se podrá conseguir, aunque sea de segunda mano, un contagio de laringitis?, porque modificar su estructura mental es prácticamente imposible y ya que no podemos luchar contra la causa, al menos combatamos el efecto. Un cartel de la enfermera de los sanatorios para ponerlo delante del micrófono, por favor.

Anónimo dijo...

No, no, no, no... No lo puedo creer...

Mimí de Suiza dijo...

El personal doméstico en Buenos Aires, casi siempre estuvo en "negro".
Una familia, o una persona que contrata a una persona para las tareas doméstica no es en el sentido estricto de la palabra un empleador.
Países desarrollados contemplan que una persona pueda trabajar en forma independiente, como lo hace el personal doméstico y es responsabilidad suya hacer sus aportes jubilatorios, y contratar los seguros que crea conveniente.
¿Cómo pueden controlar el pago de aportes jubilatorios? ¿Cargas sociales? ¿Irá un inspector tocando los timbres casa por casa, preguntando si está la señora? ¿Tiene mucama?
Si el 95% de los empleados en tareas domésticas son mujeres, es porque culturalmente las mujeres se ocupan de los quehaceres domésticos, los hombres posiblemente se ocupen de jardinería y mantención edilicia, algunos son cocineros, pero mayormente son tareas femeninas.
Antes de hacer una reforma a la legislación laboral, me parece que Cristina, la tolosita, tendría que hacer una reforma a la legislación migratoria, porque un gran porcentaje de esas mujeres están en negro porque no tienen residencia en Argentina, tal el caso de paraguayas, bolivianas, peruanas, etc.
¿O es que Cris ya se gastó la plata de las AFJP y ahora quiere que ingresen fondos frescos de aportes jubilatorios? No puede ser tan ave de rapiña.

miguelnielsen dijo...

A no hacerse problemas: Creo que fue Macchiavello quien dijo que "las palabras no son lo que son, sino lo que nosotros queremos que parezcan" y a pesar de que no creo que lo haya leído, Cris es la reencarnación del florentino. Y si la cancha de Racing queda en Avenida Alcorta y si domesticar fue un término inventado por Saint Exupery, así debe ser por razones de Estado, ¡qué tanto!. ¿Para qué, si no, ella es la libertadora de las clases humildes? ¿Para hacerse problemas por no saber qué significan las palabras?
Al fin y al cabo, tal como dijo no recuerdo quién, "ella no lee" (ni los discursos ni ninguna otra cosa, salvo Clarín) y "hay que prestarle atención al sentido de lo que dice y no a las palabras, porque habla para que la entiendan quienes la escuchan" -que dentro de todo no son muchos y con un nivel decididamente bajo- aunque creo que a sus audiencias no les pagan para escuchar sino para aplaudir porque sino aumenta el precio.
Ella tal vez no lo sepa, como tantas otras cosas, pero eso se llama "claque".