martes, 11 de mayo de 2010

Ni el loro queda a salvo...

"Yo muchas veces cuando preguntan en dónde va el dinero de la infraestructura, es en cosas como ésta..."
"Por eso, siempre digo…me decían cuando llegué que me recibió un maestro con una madera con un loro que está en extinción. ¿Cómo se llama el loro? ¿De pecho…? Bueno, cuando vi…que es un loro precioso, porque dicen de pecho vinoso porque es medio rosado el pecho. Y yo decía qué lastima este loro tan bonito en extinción, tantos loros que hay por allá, no los de pecho vinoso que le dan tanta belleza al paisaje; esos no están en extinción, a veces parece que se multiplicaran. "

Esto lo dijo el 03/03/10 durante su visita a San Pedro, provincia de Misiones.
Como ya es un clásico aquí, el primer párrafo demuestra una vez más la eterna pelea de nuestra oradora en jefe con las preposiciones. No, ella no estaba hablando de un camión de caudales...se refería a las obras de pavimento que estaban llevando a cabo...o bueno, para ella sería EN cabo....
Y en el segundo...Cris, más allá de la supuesta (o real) belleza de los loros de "pecho vinoso", y de que creo saber a quiénes te referías con eso de "loros que hay por allá", te aclaro que cualquier criatura que habita esta naturaleza, esté o no en extinción, tiene la capacidad de multiplicarse...algunos lo hacen de forma muy sencilla, otros no tanto...pero todos se multiplican...
Estimado lector, admire a ese loro tan bonito:

5 comentarios:

CGL dijo...

Se llega a esto, insisto, porque nadie se atreve a decirle... "señora cierre el pico"

Opin dijo...

Pensar que en una época no muy lejana no solo no daba discursos, ni siquiera daba entrevistas o debates. Ahora nadie puede pararla desde que se entusiasmó con la inauguración del plan para compras de bicicletas.
S.O.S.

miguelnielsen dijo...

Si Garufa era capaz de bailarse la Marsellesa, la Marcha de Garibaldi o el Trovador, la señora Presidente es capaz de ponerse a conversar con la esfinge con tal de hablar. Cabe sospechar que en la casa no le dejan abrir la boca y por eso se desquita en cuanto ve un micrófono cerca.
El maestro que la esperaba con una madera, ¿què intenciones tendría? Porque en Misiones hubo paros docentes a causa de los sueldos.
En lo referente a los loros que andan por allá (supongo que por allá es Buenos Aires) ojo porque en su familia tenemos algunos y si se extinguen, así, de golpe, van a quedar varias sillas desocupadas a la hora de comer.

Irma Mariscotti dijo...

¿En dónde hay un mango, viejo Gomez?
¡Cristi, cada día canta mejor!

Dice el diccionario de la Real Academia Española, que lora es una mujer charlatana. Si se extinguen los loros, todavía queda la lora, que no para de hablar.

Anónimo dijo...

Que verguenza¡¡¡¡.
Lo peor es que ni registro tiene de lo ridícula que es.
Pensar que algunos siguen admirando su "oratoria"...ni se percatan de que hablar por hablar, con un loro (o una lora) basta.

Sofy