miércoles, 23 de septiembre de 2009

"PRESIDENTA", "a TODOS y a TODAS"

Intentamos seguir un orden cronológico, aunque esto resulte un poco complicado teniendo en cuenta que la vida pública de Cristina no comenzó con su actual cargo, aunque sí su tenaz esfuerzo por estropear nuestra bella lengua. Desde el comienzo instó a ser llamada "presidenta". Probablemente impulsada por su mal entendido feminismo, y el hecho de que este engendro linguístico está aceptado en el diccionario de la RAE como una entrada independiente (evidentemente forzada por el mal uso, que no es propiedad de los argentinos, conviene aclarar), es su caballito de batalla contra el lenguaje profano que imponen los medios, aquellos que tanto la desvelan. Es así como algunos, vaya a saber uno por qué razón, han aceptado plegarse a la iniciativa presidencial, mientras que otros la siguen llamando correctamente "presidente". Porque ella no es "presidenta", como tampoco en su juventud había sido "estudianta", ni tampoco "militanta". Pero andá a explicárselo...
Y el dirigirse a su eventual audiencia utilizando la fórmula "a todos y a todas" es una redundancia absurda, quizás motivada por el ya mencionado feminismo de pacotilla que la atormenta. Ya saludar o dar la bienvenida "a todos" simplemente, resulta algo redundante y poco aconsejable, porque para qué va a aclarar eso...¿Acaso piensa en dejar a alguien afuera?
No quiero pensar qué sucedería si alguna vez se dirige a un auditorio conformado por muchas mujeres y un solo hombre, o al revés...¿Diría "aquí hay muchos pero no muchas"?

1 comentario:

Clarastachiflada dijo...

Te tenés que acordar de poner uno de los discursos en que dijo muchas barbaridades, fue el 1ro de marzo del 2008, en la apertura del congreso, creo, dijo algo que recuerdo, la criticidad, pero dijo más cosas que no recuerdo. Jajajaja, felicitaciones por el nuevo blog.