jueves, 10 de diciembre de 2009

Pasada de rosca

"A algunos pueden parecerles solamente cifras, pero a mí me hace acordar a alguna otra época donde no era presidenta, y tampoco era presidente el anterior, sino que yo era legisladora, y hubo partidos, gobiernos y legisladores que creyeron que reducir el presupuesto a las universidades podía ser la salida al problema económico que tenía la República Argentina. Son una serie de gobiernos a los que yo llamo gobiernos tornillos, ustedes dirán que poca académica la palabra, tornillos porque son los que ajustan para abajo pero aflojan para arriba. Y de esos gobiernos tornillos hemos tenido muchos en las últimas décadas."

Esto lo dijo el 12/05/09 en la presentación del Programa de Apoyo para el Desarrollo de la Infraestructura para la Educación Superior.
Se sabe, a nuestra oradora en jefe le encanta emplear metáforas y metonimias para lucirse en sus discursos, o al menos intentarlo...pero es evidente que el manejo del destornillador no es su fuerte. Porque con sólo atornillar hacia arriba tendremos a un tornillo que "ajusta para arriba y afloja para abajo".
En fin...creo que para ella el "tornillo" era el frío patagónico...

3 comentarios:

Nice dijo...

Además de los horrores gramaticales que comete, como "qué poca académica la palabra" cuando debería decir "qué POCO académica...

miguelnielsen dijo...

Sin embargo creo que habla con propiedad, porque de tornillos flojos sabe bastante y cuando empieza a divagar se le nota la especiallización en el tema.
¡ Un mecánico por allí!

Irma Mariscotti dijo...

Sí, Cristina, la tolosita, ya entendimos el mensaje:
Yo y mi marido los únicos presidentes.
Y la gente no dirá:
-¡Qué poca académica la palabra!-
La gente dirá:
-¡Qué poco académica la Cristina!-