martes, 15 de diciembre de 2009

Haz lo que yo digo pero...

"Y fue precisamente la intervención de esta presidenta, reconocido por los propios directivos de la empresa, que les permitió obtener por el 60 por ciento de las acciones que les habían expropiado, la bonita suma de 1.970 millones de dólares. Y la verdad que es un muy buen precio, estamos muy contentos de haber intervenido para llegar a esa solución. Eso sí, nos hubiera gustado que los primeros 400 millones de dólares que ya cobraron, los hubieran depositado en algún banco aquí, en la Argentina, porque no se puede ser argentino para pedir y extranjero para depositar dinero afuera. Yo creo que nobleza obliga y con la libertad, por supuesto, que todos tienen para disponer de sus bienes."

Esto lo dijo el 26/05/09 en la inauguración de 6 nuevas fábricas en Berazategui, Pcia.de Buenos Aires.
Nuestra oradora en jefe se refería a la expropiación de la empresa SIDOR, por parte del gobierno de Hugo Chávez, y se permitía dar consejos a la gente de Techint sobre el destino del dinero recibido en compensación...¿Se acuerdan de los fondos de Santa Cruz? Cris, querida...has sido tan, pero tan oportuna como en el discurso del 16/04/08 en Las Parejas (ver la entrada de este blog "La amnesia es salud", del 02/10/09)...

8 comentarios:

Ana dijo...

Me encanta que exista este blog taan jugado! Me encanta que haya personas como vos taan inteligentes! Si no, no amaría tanto a mi presi querida.
Gracias por demostrar lo que son los opositores a este gobierno, reafirma mis convicciones.
Cristina 2011

Ana dijo...

AH.. Encima sos taan democrático que primero chequeas los comment. Buenisimo. Espero que aprubes el mio.
Kiss K.
Ana

Ariel dijo...

Ana, moderar los comentarios para evitar insultos u ofensas (inclusive dirigidas a la protagonista de este blog) no tiene nada que ver con la democracia...ah, claro...me olvidaba que sos oficialista. Ahora entiendo por qué pensás en ese sentido...
Ya ves que como no has incurrido en agravios o algo por el estilo, tus comentarios son publicados sin problemas.

Miriam dijo...

Ariel, el blog es excelente, y su lectura ya es parte de nuestra rutina de trabajo (tenemos bloqueado Youtube, así que no podemos ver los videos, pero dicen mis compañeros de oficina que la imitación del tono de maestra Siruela me sale cada vez mejor ;-)

Pero lo de Ana, aquí arriba, es asombroso: se le demuestra que la delegada presidencial no dice más que "paparruchadas" (en las palabras del seguramente también querido Bigote), y lo único que le motiva es quererla más. Será lástima, supongo.

Gracias por todo este esfuerzo de tu parte, esperemos que algún día te lo reconozcan con una mención en uno de los discursos diarios (o al menos una valijita...)

Ariel dijo...

Gracias Miriam, qué pena lo de los videos, porque a veces hay detalles que no se pueden transcribir y aportan mucho...

Anónimo dijo...

Esta tipa es un desastre...como hombre, reconozco haberme alegrado cuando la eligieron presidente. Vivo en el extranjero y no la conocía tanto, pensé que traería un poco de aire fresco (ojo, no la voté).
Pero es un zapallo! Por favor, espero que Argentina sobreviva hasta las próximas elecciones.
Ariel, siga así, este blog es triste pero me alegra de que haya gente que no aguanta estas cosas!

miguelnielsen dijo...

Al igual que Ana, yo también la quiero mucho a Cris, que se vuelto un elemento infaltable en mi vida diaria. Disfruto cada una de sus apariciones frente al micrófono y los pocos días en que no lo hace, me viene algo así como una depre. Yo soy un "crisadicto" porque necesito de la sonrisa que me produce - la mía, no la de ella que está "producida" - como en este caso en que ayudó a conseguir casi dos mil palos y la dejaron en banda. Con lo bien que vendría esa plata si se llega a cerrar otro corralito.

Irma Mariscotti dijo...

"...nos hubiera gustado que los primeros 400 millones de dólares que ya cobraron, los hubieran depositado en algún banco aquí, en la Argentina..."
Padece dislexia y "además también" amnesia.
Hace muchos años que no vivo en Buenos Aires, pero me acuerdo de los bancos que ¡oh, sorpresa! ¡Acá'ta! ¡Acá no'ta! ¿Dónde 'ta?
Cristina, la tolosita, me parece que los bancos en Argentina no son 100% confiables.
Me pareció verte al pasar por la esquina de mi casa, justo donde pasa el tranvía y hay una relojería, sí, en Zurich, Suiza.