lunes, 7 de diciembre de 2009

No la aguanto más...

"Esos mejores salarios, esos trabajadores ocupados han permitido tener un mercado interno fuerte, sólido, que es el que hoy nos permite hacerle “el aguante” -como dicen los chicos- a esta crisis de carácter internacional."
"Y esto es lo que nos ha pasado y hemos podido comprobar en esta crisis internacional donde, precisamente, la solidez y la magnitud del mercado interno es lo que nos está ayudando a hacerle el aguante a la crisis internacional."

Esto lo dijo el 07/04/09 en dos lugares diferentes; el primer párrafo en la inaguración del Parque Industrial de La Matanza, y el segundo en el anuncio de obras públicas para La Rioja.
Ahora empezamos a entender por qué el país no levanta cabeza. Cristina le hace el "aguante" a la crisis. Se sabe, "hacer el aguante" es una expresión de cuño adolescente (tomada de la jerga "barrabrava" del fútbol) que significa "apoyar" o "alentar". Cris, si habías dicho que tenés aguante y no es de ahora, por favor ponelo en la dirección correcta...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ah con razon la crisis no termina, es que los protegidos de cris le estaban haciendo el aguante...

miguelnielsen dijo...

Hablar de una Argentina con trabajadores ocupados y muy bien remunerados es hablar de la Argentina Año Verde, tan de moda en el humor sarcástico de hace algún tiempo. Es hablar de la soga en la casa del ahorcado.
Ese mercado interno "sólido y de gran magnitud" no tiene que ver con seguridad con el hambre y la miseria que se ven por las calles, no sólo de los pueblos del interior, sino también de las grandes ciudades, y con las limosnas que distribuyen por goteo entre los miles y miles de menesterosos e indigentes.
¡Qué falta de ubicación la de esta muchacha!

Irma Mariscotti dijo...

"Esos mejores salarios, esos trabajadores ocupados..."
Me parece que faltó el comparativo, ya que si son mejores, son mejores que algo que no es tan bueno.
Si hablamos de salarios en Argentina, no puedo opinar, ya que solamente conozco Buenos Aires y sus alrededores.
Pero recuerdo, que cuando trabajé en Buenos Aires, los salarios no eran justamente los mejores ingresos de alguien que trabaja.
El que tenía un comercio podía tener buenos ingresos, enviar a sus hijos a la escuela, comprar libros, comprar un auto, una vivienda, ir de vacaciones.
En cambio quien tenía un salario, en especial los denominados trabajadores, gente sin un título profesional, me daba la impresión de "mejor que nada" el salario.
El tema de los sindicatos y las huelgas siempre fue el salario, en Argentina.
Y trabajadores ocupados, puede ser ocupados en buscar trabajo, ocupados en juntar cartones, ocupados en reciclar basura en la calle, ocupados en varias tareas, también se podría decir ocupados en no hacer nada de los trabajadores rurales que han sido desplazados de sus tierras.
En un discurso se espera escuchar un mensaje de aliento, de esperanza, no de verdades obvias que se encubren con palabras vanas.
La última vez que estuve en Buenos Aires, alquilé una casa en Acassuso, el dueño un profesional, su esposa investigadora científica.
Hablamos un poco de la situación de Argentina, y me dijo que siendo profesional no podía evitar ser parte de los desocupados, y por ende no tenía un salario si no lo contrataban para trabajar.
Se notaba que estaban aterrorizados por los robos y asaltos.
Una semana después de regresar a Europa, veo una fotografía de la casa donde estuve en Acassuso, publicada en el diario Clarín, por el asesinato del ingeniero Barrenechea.
Me parece que donde la gente se siente insegura por asaltos, asesinatos, robos y demás, no puede haber buenas condiciones para el trabajo, y gran parte del salario se debe destinar a seguridad.
Si me roban ocho veces la cartera, cuando voy a trabajar, tiene un costo, que sale del salario.
Cuando Cristina, la tolosita, habla de mercado interno fuerte, sólido, me recuerda las cosas que me robaron en B. Aires y tuve que volver a comprar.
La gente que vive en la calle, no pertenece a las estadísticas de Cristina, la tolosita.
¿Las villas miserias? Sí, pertenecen a los que tienen mejor salario, trabajadores ocupados, y un mercado interno fuerte, sólido. La villa de Retiro, se va para arriba.
Decir un discurso de la abundancia en La Matanza, es contar monedas frente a los pobres.
Hablar de la solidez y la magnitud del mercado interno en La Rioja, donde tienen pobres crónicos, solo en Los Llanos de La Rioja tienen casi un 70% de gente pobre, parece el discurso de una ciega.