miércoles, 10 de noviembre de 2010

Presi al "vesre" y muy tranqui...

"Porque alguien puede ocurrírsele algo, pero en definitiva ese algo que se le ocurre a esa persona, o a un grupo de inspirados o a una élite y creo que lo más importante...lo más importante de este Bicentenario, y de este relato que no fue el de una élite, que fue alguien que teniendo la responsabilidad de organizarlo se hizo cargo de lo que realmente sentía y quería conmemorar la sociedad y que lo demostraron lanzándose -literalmente- a las calles y apoyando, interpretandosé, reconociendosé en ese relato."
"Los días que corren, en esta maravillosa y culta Buenos Aires, nos han demostrado que en realidad nos habían vendido no un relato, sino un cuento, un tacuén, como dicen en el lunfardo para hacerlo más claro y perdónenme el lunfardo en un lugar tan solemne y recoleto como la Biblioteca Nacional..."
"Por eso quería hoy compartir, más que grandilocuentes afirmaciones acerca de tal o cual obra que me mostrara como una erudita, que no lo soy ni lo quiero ser, sé que hay alguna que me anda criticando…algún intelectual que me anda criticando por ahí que quiero aparecer erudita y culta, nunca más lejos de eso, simple abogada…simple abogada de una universidad gratuita. Sé que me hacen deconstrucción discursiva…me hacen deconstrucción discursiva y tratan de analizar y ver qué es lo que subyace o quiero decir, o que esa cosa media retorcida. Más "tranqui" por favor..."

Todo esto lo dijo el 20/09/10 en el acto por el bicentenario de la creación de la Biblioteca Nacional, en el auditorio Jorge Luis Borges de dicha institución, Ciudad de Buenos Aires.
Se la notaba un tanto extraña a nuestra oradora en jefe durante este discurso, como actuando bajo los efectos de alguna sustancia psicotrópica de acción prolongada...y el primer párrafo podría ser una consecuencia de ese estado: se trata de un auténtico paradigma de la sanata, aquel género cómico tan bien desarrollado por el inolvidable Fidel Pintos...que alguien le encuentre el hilo de la idea y se lo devuelva, por favor...
En el segundo intenta darnos la idea de que nos vendieron un cuento en lugar de un relato, como si se tratara de gato por liebre; pero...¿cuál es la diferencia? Según el diccionario de la RAE, "relato" es sinónimo de "narración, cuento"...y "cuento", en su primera acepción, es un "relato, generalmente indiscreto, de un suceso". Y después dice que "cuento" es "tacuén" en lunfardo; Cris, lamento desilusionarte, pero el lunfardo y el "vesre", que es lo que vos utilizaste, no son la misma cosa, aunque muchas veces aparezcan juntos, como en los versos tangueros...además, "cuento", expresado al "vesre" no es "tacuén" sino "tocuén"...¿Capisci?
Y en el último, bueno...Cris, no te hubieras molestado en aclarar que no sos una erudita, no hacía falta...y si al final, con eso de la "deconstrucción discursiva" te estabas refiriendo a este blog, te aclaro que no soy discípulo de Heidegger ni de Derrida, también soy un simple abogado egresado de una universidad gratuita, como vos decís...la diferencia es que yo puedo exhibir mi diploma ante quien lo quiera ver...no vaya a ser que alguien sospeche, ¿no?
Estimado lector, escuche a la "mansa y tranquila":

2 comentarios:

miguelnielsen dijo...

En cada aparición suya, tal como sucede con esos atletas que todavía están en proceso de formación, se tira a superar sus marcas anteriores, y lo peor es que las supera. No encontró todavía su techo y, esperemos que cuando lo encuentre, no se venga en caída libre.
Por eso es que tal vez, por no ser porteña, no sabe que el lunfardo es prácticamente un dialecto, con diccionario y gramática propia, en tanto el lenguaje "al vesre" es una deformación tendiendo a graciosa del idioma nativo (no me animo a decir del castellano). Por eso mismo puedo suponer que de lunfardo debe saber tanto como yo de castrar caracoles, así como de la construcción de reflexivos en su idioma original. Convendría aclararle que si bien la cultura es, posiblemente, sin seguridad absoluta, una cualidad de nuestra ciudad, usar el seudo lunfardo en la Biblioteca Nacional, quizá no sea muy apropiado. En cuanto a la condición de "recoleto", en realidad todas las bibliotecas, aún la más humilde lo es, porque el silencio es cualidad Sine qua non de las bibliotecas, porque el silencio es primordial al ambiente de lecturas y estudio.
Su uso de afirmaciones grandilocuentes para hacer creer que esta capacitada para dictar cátedra ha sido tan abusado por su labia, que debemos creer que de cuando en cuando se tiene que tomar un descanso, no para evitar la crítica, sino también para que quienes la deben escuchar, también se tomen un rato de alivio, pero no evita que se deconstruya su discurso, y esta decostrucción se hace imprescindible porque llegar a entender que hay en el fondo de sus divagaciones, pero no como un ejercicio intelectual que no tendría sentido, se hace para saber qué habrá querido decir.
Y no pudo evitar ponerle sal a la herida, porque el hecho de que sea una "simple abogada" no está todavía muy asumido por la mayoría y, a esta altura, ya debería saber que no le conviene hablar de la soga en la casa del ahorcado ni de la guillotina delante de María Antonieta. Y que no tenga cuidado: Por acá está todo bien "tranqui", a Dios gracias.

ana dijo...

Si no se la escuchara a diestra y siniestra con sus discursos horrendos, aburridos, vacíos....nadie podría creer tanta carencia de lectura, y de improvisación berreta. Siempre digo lo mismo de esta "pseudo todo"...Cómo nos subestima!!! y cuando pienso en ...por qué?....se me aparecen los aplaudidores sonrientes y complacientes que la acompañan a todos los actos....y no me refiero a los clientes, sino a los secuaces integrantes del gobierno nacional y de las gobernaciones que circunstancialmente se encontraren en la capital y los "invitan" al acto del día. La invitación debe ser algo así como...."Más te vale venir, si no de plata para tu provincia...nada". Con esto quiero decir que ...ella debe creer que la aplauden por que es..."la mejor"....guaaaaaaaaaaaaaaau!!!...caramba con esta chica!!!....
Ariel...como siempre, gracias....gracias por hacer tan bien este trabajo insalubre...