miércoles, 3 de noviembre de 2010

Popurrí feriado

"...la verdad que quiero agradecerles a todos los que están aquí, y a los que no están aquí, por la preocupación por la salud de mi compañero, que está muy bien…ehh…y decirles que hay Kirchner para rato, así que bueh…vamos todavía."
"Yo tengo…hoy lo comentaba por la mañana cuando firmaba el decreto, nosotros no le decíamos carnavales, decíamos ir al corso, en La Plata por lo menos era ir al corso, ¿no? y todavía tengo fijado en mi memoria un día que mamá me llevó al corso, con mi tía, y fuimos en el micro hasta la Calle 7, donde se hacía el corso y me acuerdo que mamá bajó primera y cuando yo voy a bajar había un señor disfrazado de oso polar. Yo en ese momento no entendía…muy bien…un oso polar gigantesco blanco que me bajó del…me tendió los brazos y me bajó del micro. Yo lloraba y gritaba como una marrana, pero la verdad que me quedó fija esa cosa de ese disfraz de ese oso polar blanco, que no sé…ehh…si alguna braz…habrá pensado que iba a bajar a una futura presidenta del micro en el corso, pero la suerte que son las cosa que pasan en la vida."
"Bueno, che, esperá no vamo’a hacer, sino no vamo’a trabajar en todo el año, viste, esperate."
"...vamos a pedirle acá lo veo a Miguel Lischi, el Intendente de Rosario..."
"...en la región de Cuyo, en el Parque de Inchi…Inchigualasto, que nunca me acuerdo del gualasto que sigue..."
"Seguramente mañana desde algún medio importante nos van a criticar porque van a decir o van a tomar en sorna esto de las murgas adentro de la Casa de Gobierno. No se preocupen, chicos, hubo cada murga dentro de esta Casa de Gobierno, ¡cada murga!.."

Todo esto lo dijo el 13/09/10 en el acto de presentación del proyecto de ley de ordenamiento de los feriados, en el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario, en Casa de Gobierno.
Qué decir sobre el primer párrafo...si nuestra oradora en jefe recordara sus propias palabras, seguramente le dará un poco más de crédito a aquel slogan que inauguró su predecesora de género Isabelita..."el silencio es salud"...
Y el segundo es una historia muy tierna y evidentemente apropiada para contar en la presentación oficial de un proyecto de ley...¿Habrá sido una regresión estimulada por el "abrazo del oso" de Hugo Moyano?
El tercer párrafo es un auténtico paradigma del lenguaje "nacional y popular" que nuestra conductora encarna tan bien: "la voz del rioba". Minguito, reivindicado...
En el cuarto es necesario aclarar que "Lischi" es Lifschitz pronunciado en "cristiñol"...
En el quinto se refiere al Parque Ischigualasto, famoso lugar turístico también conocido como "Valle de la Luna"...pero claro, a ella nunca le sientan bien las voces aborígenes. Menos mal que hasta ahora no le tocó referirse al volcán Llullaillaco...
Y en el último párrafo nos revela el profundo respeto que tiene frente a sus predecesores, que como sabemos no han sido nada maravillosos, pero...es como aquel proverbio que dice "el muerto se asusta del degollado"...
Estimado lector, escúchela y nómbrela Reina del Carnaval:

2 comentarios:

miguelnielsen dijo...

A pesar de lo que estoy comentando, voy a intentar tomarlo en serio. Hay voces que reclaman que se le guarde el respeto debido a quien ostenta el mandato de ser la Presidente de la República, y es un buen reclamo, pero no deja de ser una verdad grande como una montaña que "la caridad bien entendida empieza por casa". Entiendo que quién primero debiera respetar esa investidura es quien la detenta. Sigo sin concebir que no haya quien le haya señalado que la Primera Mandataria no puede expresarse con los términos de la vecina del barrio que barre la vereda en pantuflas y con ruleros. Y no es que tenga prejuicios para con las vecinas sino que cada quién debe saber colocarse en el momento, el lugar y en el papel que le toca desempeñar, y no interpretar todos los papeles al mismo tiempo.
El lenguaje que utiliza no sé si será el habitual en su Tolosa natal, pero aunque así fuese, debe advertir que el escenario no es el mismo porque esta confusión que lleva a todas partes va a terminar mereciendo, como aquel personaje que hacía Espalter, que alguien le dé clases de urbanismo. Y es un poco tarde para aprender.

Pablo dijo...

No hay caso: ni todos los años que su marido fue gobernador de una provincia y presidente, ni todos los años en los que ella ha sido legisladora y también presidente le han alcanzado para aprender un mínimo de modales. Auténticamente incorregible.