martes, 21 de septiembre de 2010

Justicia...lista.

"Los demás gobiernos democráticos - todos - aumentaron el número de miembros de la Corte: el de 1983 y también el de 1989."
"Porque en definitiva estamos hablando del Poder Judicial que es uno de los tres poderes del Estado, un poder que debe ser independiente del Gobierno, pero nunca de los intereses del Estado, porque el Estado somos absolutamente todos los que vivimos en la República Argentina."

Esto lo dijo el 11/08/10 en la Segunda Jornada "La Justicia en el Bicentenario", en el Teatro Nacional Cervantes de la Ciudad de Buenos Aires.
Que nuestra oradora en jefe es especialista en reescribir la historia de acuerdo a su conveniencia, es algo que se sabe desde hace mucho. Pero lo del primer párrafo, tratándose de historia reciente, ya parece demasiado...¿Cuándo el gobierno de Raúl Alfonsín aumentó el número de jueces de la Corte? El número histórico de miembros había sido cinco hasta que la ley 15.271 de 1958 lo llevó a siete; luego, durante la dictadura de Juan Carlos Onganía se lo devolvió a cinco por ley 16.895. Y esos cinco miembros se mantuvieron hasta que el patilludo prócer riojano promovió la ley 23.774 en 1990 con la que se fijó en nueve el número de integrantes...
Y el segundo párrafo es una perlita de aquéllas...además de confundir el concepto político de "estado" con el sociológico de "nación", nuestra virtuosa jurisconsulta y manyapapeles dice que "el Poder Judicial no debe ser independiente de los intereses del Estado". ¿Qué entenderá por esos "intereses"? Porque el Estado es persona jurídica de derecho público o de derecho privado (fisco) y puede estar en juicio contra particulares nacionales o extranjeros...pobre de éstos si su teoría fuera correcta...jubilados, abstenerse.
Estimado lector, escuche al oráculo de Astrea:

5 comentarios:

Martín Maglio dijo...

Los peronistas nunca entendieron la diferencia entre Estado y gobierno. Para ellos es lo mismo y tanto el Estado como el gobierno son identificados con un líder que ejerce el Poder Ejecutivo.
Por eso, estas burradas jurídico-constitucionales, para ellos es lo normal, así entienden las cosas.
Es algo tan grave... Sólo se entiende que haya gente que los apoye y vote por la gran ignorancia y falta de ciudadanía en este país.

Mimí de Suiza dijo...

¡Lindas uñas! Las manos parecen ortopédicas, con esa expresión de agarrar un melón.
De jurisprudencia e historia argentina, poco y nada.

miguelnielsen dijo...

Tal vez, para comprender la diferencia entre Estado, Nación y país, tendría que haber leído, aunque más no fuese por encima, algún manual de Derecho Constitucional, de esos que se usaban en la secundaria, pero si no tuvo oportunidad, ¿qué se puede hacer a estas alturas?
El asunto es hablar, y cuando se desconoce el tema, tal como hacíamos cuando nos tocaba exponer sobre algo para lo que no estábamos preparados, amontonar palabras sobre palabras para no dar oportunidad ni espacio a la corrección. Y si Natura non da, y Salamanca queda inaccesible, apechugar con lo que se tiene, aunque sea poco.

Mimí de Suiza dijo...

¡Pobrecita, la tolosita! Somos crueles con ella, pensando bien su discurso por un lado tiene razón, todos los gobiernos democráticos aumentaron el número de miembros de la Corte... ¡Presidencial!

Leo dijo...

Ese tonito lento ,escolar como si tratara con chicos de primer grado...zzzzzz

Miguel se supone que la Oradora en Jefe es abogada jeje y Derecho Constitucional tendría que haber aprendido ,como nadie sabe si alguna vez estudió meto el potencial .
De acuerdo a sus conocimientos de Química podría no haber terminado el secundario.