lunes, 13 de septiembre de 2010

Interconexión desconectada (de la realidad)

"Es increíble, se quejaban del 0,6 por mil, yo he escuchado cartas que por ahí incentivaban de que un usuario..."
"Por eso la línea de 500 es vital, es como la nervadura, ¿no? Eee…digamos por la cual circula la sangre. En este caso no circula sangre, sino que circula energía eléctrica..."
"...bueno lo hay de todo también pero enrolémosno en aquellos que queremos seguir yendo para adelante."

Esto lo dijo el 22/07/10 en el acto de firma del contrato para la interconexión eléctrica Pico Truncado-Esperanza-Río Gallegos-Río Turbio-El Calafate, en el Salón Mujeres Argentinas del Bicentenario, en Casa de Gobierno.
Nuestra oradora en jefe suele decir que ella y su consorte llegaron al gobierno para llevar a cabo una "profunda transformación"...y parece que la cosa va en serio. Fíjense si no en el primer párrafo cómo las cartas ahora se pueden "escuchar", y en el segundo cómo la sangre ya no circula por las arterias y las venas sino por las "nervaduras" (y supongo que por las arterias y venas ahora circula savia). Y no podía faltar la transformación gramatical: Cris...se dice "enrolémonos", en caso de que tenga sentido enrolarse en uno mismo, claro...
Estimado lector, escúchela que no da corriente:

4 comentarios:

Mimí de Suiza dijo...

Qué bueno que aclaró que por la nervadura circula sangre, por supuesto sangre vegetal. ¿Será la sangre de horchata?

Mimí de Suiza dijo...

Cristina, la tolosita, no escucha rumores, escucha cartas.

miguelnielsen dijo...

Como decíamos ayer... El fuerte de Cris no son las ciencias exactas, ni las naturales, ni las humanísticas, ni el uso del idioma en su forma correcta. Bueno, bah... Comenzó a hablar a los seis meses y desde entonces que no para. No es de extrañar, por tanto, que se le disparen algunos errores que, para ella, pueden quedar disimulados con algún "gestito de ideas" como decía Balá. Es lo que tenemos y no hagamos intentos de mejorarla porque no se puede. Echémosle la culpa a los padres, que no se gastaron en hacer algo mejor...

Ariel dijo...

Agrego en forma de comentario algo que se me escapó: nuestra oradora en jefe dice "0,6 por mil", pero en realidad el famoso fondo de asistencia para Santa Cruz tiene una alícuota de 0,6 por ciento, o 6 por mil, que no es lo mismo...