martes, 30 de marzo de 2010

A confesión de parte...(II)

"...el récord de aumento de destinos del año 2008 al 2009 lo tenemos en Egipto, pasamos de eh...7.000 toneladas, y no quiero decir ninguna burrada y por eso me voy a poner los lentes...a 700.000 si mal no recuerdo...a ver...Egipto, perdón, Egipto...¿Vieron que era una burrada? De 785 toneladas a 7.900 toneladas, tuvimos un crecimiento exponencial."
"Como verán una cosa muy importante en materia de crecimiento de una industria que es muy importante..."
"...las inversiones importantísimas que han anunciado importantísimos grupos empresariales..."

Esto lo dijo el 29/12/09 en la presentación del informe del primer concurso por cupo de la ley de promoción de inversiones, en Casa de Gobierno.
Ignoro si nuestra oradora en jefe tiene antepasados andaluces, pero como se puede apreciar, para la exageración de números favorables se pinta sola...y no solamente eso; fíjense cómo recalca una y otra vez que las cosas son importantes o importantísimas...¿La estilística? Bien, gracias...
Estimado lector, perdónela....ella también se equivoca:

2 comentarios:

Irma Mariscotti dijo...

Evidentemente para Cristina es lo mismo 7.000 que 700 que 700.000.
Espero que a la hora de gastar dinero tenga un ayudante que le muestre la diferencia entre 700 y 700.000.

Corolario, para no decir ninguna burrada es importantísimo ponerse los lentes, según Cristina, la tolosita.
Se olvida que más importante que ponerse los lentes, es saber leer.

A veces veo fotografías de Angela Merkel junto a Michelle Bachelet, y pienso en dos mujeres de la misma talla, en el sentido intelectual. Ambas tienen discursos precisos, claros, definidos, cada una domina su idioma, hablan sin errores, no dicen estupideces, no se hacen la nena boba, se visten adecuadamente a las ocasiones, no dejan a nadie plantado, llegan puntuales a las entrevistas, digamos que son mujeres modelos, y una fue presidente, la otra es canciller.

En cambio Cristina, la veo al lado de Chavez, el mono, o de Raul Castro el día que Obama asumió la presidencia, y me hace sentir vergüenza, escucho los discursos y a veces me hace reír, es simpática y dice cosas de nena de barrio, pero le falta estilo para ejercer el poder ejecutivo de la Argentina.
Me da la impresión de ser la suplente de Nestor, como si él se hubiese tomado unas vacaciones y la puso a Cristina para que luzca modelitos, cinturones como cinchas de caballos, carteras y zapatos caros, peinado de jovencita y discursos que hay que aguantar.

miguelnielsen dijo...

Sí, Cris, vimos que era una burrada pero no nos vamos a asombrar ahora por una más, pero eso sí, en lugar de pedirle perdón a Egipto pedile perdón a quienes te escuchan decir tantas de ésas. Entre tantas cosas "importantísimas" con las que nos regalás todos los días - siempre y cuando no te refugies en el Calafate -podrías obsequiarnos con un poquitito de precisión en tus palabras. No es tan difícil: Sólo hace falta un par de anteojos y un texto para leer, que no todos pueden improvisar con gracia y soltura, y es evidente que no es lo tuyo.