martes, 15 de marzo de 2011

De petróleo, basura y otros desechos

"...señor Jefe de Gobierno, se había levantado por eso no lo saludé, no sea que mañana diga que la Presidenta no lo saluda, que la señora de enfrente no lo saluda, la señora de enfrente lo saluda, así que...se había levantado por eso no lo saludé."
"Este descubrimiento en materia energética, esta piedra de la cual según Sebastián -le creo- sale petróleo...sale petróleo y gas...éste es el petróleo... mirá que lindo la chica lo que me trae, éste es el petról...parece otra cosa, pero bueno, pero...digamos que...convengamos que es petróleo, parece muestra para laboratorio."
"...cuando no hay calidad de vida no hay basura, cuando hay mucha calidad de vida hay mucha pero mucha basura. Me refiero a la basura obviamente esa que..., hay alguna que siempre está, haya crecimiento no, pero me refiero a la de residuos."

Esto lo dijo el 07/12/10 en el acto de presentación del programa de desarrollo exploratorio y productivo de YPF 2010-2014, en la sede central de esta compañía, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Nuestra oradora en jefe ha adquirido fama universal por su particular forma de saludar al comienzo de sus circunloquios. En consecuencia, si siempre dice "a todos y a todas" en una redundancia absurda, como si se pudiera excluir razonablemente a alguien, ¿por qué esa aclaración paranoica frente al jefe de gobierno? Perdoname Cris, pero más que de "señora de enfrente" eso sonó como de "chusma de al lado"...
En el segundo párrafo compara al petróleo con la orina...claro, ella esperaba ver el "oro negro" sobre el que tanto debe haber leído en relatos antiimperialistas...pero lo cierto es que el color del petróleo varía según la proporción de sus componentes (asfalto y azufre, entre muchos otros). Lo gracioso del caso es que al mismo tiempo lo califica de "lindo"...¿Y si le alcanzaban una cerveza qué decía?
Y en el tercer párrafo vemos cómo tiene reservados sus elogios para la gente que no piensa igual, tal como lo había hecho en Berlín el pasado 6 de octubre aludiendo a las "ratas que no tienen cuatro patas"...menos mal que en al menos dos de cada diez discursos dice que "no viene a hablar mal de nadie"...
Estimado lector, escuche a la vecina de enfrente:

4 comentarios:

miguelnielsen dijo...

No puedo evitar, cada vez que incurre en esas zafadas de barrio, en visualizarla con ruleros y ojotas, con el mentón apoyado en el mango de la escoba y habiendo suspendido el barrido de la vereda para conversar con alguna vecina acerca de las cosas que pasan en la cuadra.
Ha de ser, tal vez, porque siempre he vivido en barrios en los que abundaban, abundan y abundarán ese tipo de modestas amas de casa que jamás usarán atril y micrófono para hacer públicas sus costumbres menos exhibibles. Pero puede suceder que haya quien crea que el uso de esos adminículos hace más valorables sus conceptos. O al menos los amplifica. ¡Chan, chan!

Anónimo dijo...

vengo siempre por este blog para reirme un rato y sacar toda la bronca y la verguneza que me da tener este tipo de representantes del pueblo!!!!!

Anónimo dijo...

Simplemente idiota.

Anónimo dijo...

Un esfuerzo realmente admirable el que hace, para ser tan idiotis.
Miguel, excelente tu comentario, me la quiero imaginar con ruleros y ya me entro a reir antes jaja. Gracias...