martes, 11 de enero de 2011

Para la gilada...

"Y una cosa que me dijo...que la verdad, Eduardo, tuch al corazón, golpe al corazón".
"...a veces pienso si no sería también importante nacionalizar, no estatizar -que se entienda bien para que nadie mañana titule mal- nacionalizar los medios de comunicación, que adquieran conciencia nacional y defiendan los intereses del país, no los del gobierno, los del país."
"...porque cuando uno abre los periódicos de cualquier lugar donde visite el mundo..."
"...entonces me pedían que saquemos una ley prohibiendo los despidos ..."
"Argentinos abramos la cabeza, no seamos más giles, por favor, no seamos más tontos, no dejemos que nos envenenen, que nos mientan y que nos enfrentemos por cosas que por ahí molestan, es cierto, por ahí molestan, pero decime si no era más molesto cuando no andaba nadie por la calle porque nadie podía comprar auto, porque nadie tenía nafta, porque nadie tenía laburo."
"Memoria y saber que muchas veces tenemos que tener tal vez un poco más de paciencia todos, esto no quiere decir que no se respeten los derechos del otro, siempre hay que respetar los derechos del otro, y cuando te encontrás con alguno que no lo hace, la solución no es darle un palo sino tratar de persuadirlo y de convencerlo. Y si no...y bueno, bordealo, porque la verdad que nos hemos enfrentado demasiado y nos hemos equivocado demasiado."

Todas estas maravillas las dijo el 19/10/10 durante su visita a la planta Guildford Argentina, en Mercedes, pcia.de Buenos Aires.
Nuestra oradora en jefe, siempre pontificando y predicando, esta vez fue a despuntar el vicio a los pagos del "Tío" Cámpora. Y bueno, esto es lo que salió...fíjense en el primer párrafo como acusa un "tuch" al corazón; ¿Qué habrá querido decir? ¿Touch? Pero eso significa "toque", y no "golpe"...Cris, hay tantas palabras en inglés para referirse a un golpe y vos elegís una que parece el nombre del pingüinito de Linux...
En el segundo párrafo pretende que la entiendan bien, pero cita dos verbos que significan lo mismo...Cris, a ver si nos entendemos: "nacionalizar", si se refiere a extranjeros, es sinónimo de "naturalizar", es decir, otorgar a un ciudadano de un país la ciudadanía de otro...pero también es sinónimo de "estatizar" o "socializar" cuando denota el pase a órbita del Estado de propiedades industriales o servicios explotados por particulares. Además, los medios de comunicación tienen la misión de informar, no de defender los intereses de país alguno...pero bueno, esto ya es más difícil que lo entiendas...
En el tercer párrafo pretende demostrar que la prensa extranjera no critica las medidas de sus respectivos gobiernos, con una aseveración curiosa: además de errar feo en la sintaxis, no quiero imaginar lo que podría llegar a entender si el periódico respectivo estuviera editado en China o Rusia, lugares que supo visitar...
El cuarto revela lo que ya es un clásico: la falta de correspondencia temporal en la oración subordinada. Cris, se dice "me pedían que sacáramos"...
En el quinto exhorta a que "no seamos más giles ni tontos". Bueno, al menos se incluyó, lo que ya es un avance...y sería bueno aclarar también que en este momento la nafta no sobra...y el "laburo", tampoco...
Y el último párrafo parece ser todo un paradigma del "orden K": si alguien no respeta los derechos ajenos y no se lo puede persuadir, hay que "bordearlo"...¿O habrá querido decir "bardearlo"?
Estimado lector, no sea gil...escúchela:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cris, siempre taaaan académica.
Respetemosla porque "bordearla" con la cadena nacional de su lado es imposible...

Saludos

miguelnielsen dijo...

Se desvive por aparentar una cultura de la que carece, pero cada tanto se le escurren flecos de la "voz del rioba", como cuando creyendo hablar en lunfardo usaba el idioma "al vesre". No puede negar que es una piba de barrio con ínfulas de culta pero no consigue evitar que se le aparezcan las sombras de los ruleros y su origen auténtico e innegable.
Se me hace que debe ser muy difícil convivir con una personalidad postiza montada sobre su verdadera idiosincracia.